featured Slider

.

El Antiguo Asilo Lira



Se utiliza el término ‘asilo’ para hacer referencia a aquel lugar donde se recoge y da asistencia a los ancianos o personas desprotegidas y sin recursos y también al acto de dar amparo y refugio a aquel que es perseguido por sus ideales (asilo político).

El origen del vocablo nos llega a través del latín ‘asȳlum’ y a éste desde el griego ‘ásylon’ (ἄσυλον) cuyo significado literal era ‘lugar/sitio/templo inviolable’.

Habitualmente solían ser templos sagrados donde se rendía culto a las deidades y hasta allí llegaban viajeros de otras ciudades/Estados con la intención de alojarse durante el tiempo que permanecieran en la población. Como la mayoría de éstos solían ser hombres de negocio que llevaban consigo grande cantidades de dinero para realizar sus transacciones mercantiles, el hospedarse en los asȳlum les proporcionaba seguridad y protección.

Muchos fueron los cristianos que fueron a refugiarse en estos asilos (en tiempos en el que el cristianismo estaba prohibido y perseguido) y gracias a ello lograron sobrevivir. A partir del siglo IV, tras ser promulgado el Edicto de Milán que permitía la libertad de culto, las iglesias católicas también tomaron el carácter de asilo, dando cobijo y asistencia a los más necesitados: menesterosos (que no tenían recursos para vivir y que habitualmente eran detenidos/expulsados de la población en base a ordenanzas), personas enfermas o con discapacidades físicas o mentales, huérfanos y ancianos que no podían valerse por si mismos y no tenían a nadie que pudiera cuidar de ellos.

De ahí que el término ‘asilo’ acabase adquiriendo el significado tanto como lugar donde se da refugio a los perseguidos y el de establecimiento benéfico donde se recogen y se da cuidado a personas necesitadas.

La iniciativa de formar los asilos surgió con gran impulso a partir del siglo XIX, donde personas preocupadas por los ancianos abandonados, han formado estas casas .Para inicios del siglo XX urgió en Arequipa la necesidad de contar con un albergue para ancianitos que no tenían medios de subsistencia y que por entonces  eran atendidos en el Hospital de la calle San Juan de Dios. 

La Congregación de las hermanitas de los ancianos desamparados fundada por el padre Saturnino López Novoa ( España 1830-1905). y la Madre Teresa Jornet e Ibárs (España 1843-1897) ,  nació en Barbastro (Huesca) el 27 de enero de 1873,  fue la orden que posteriormente se comprometió con la ciudad.





Fue en el año 1909 que pasó por nuestra ciudad rumbo a la capital boliviana de La Paz, la Reverenda Madre Sor Isabel de los Desamparados, delegada por la Madre Superiora General, María de Jesús e Ibárs (Hermana de la madre Teresa),  para visitar las Casas de América,  quedándose en Arequipa algunos días.


El 11 de abril de 1912 las religiosas Madres Ramona de los Ángeles Sánchez y Sor Josefa del Rosario Puchades, llegaron a la entonces Diócesis de Arequipa para inaugurar la Casa Asilo San Juan de Dios el 12 de mayo de 1912 con una Misa presidida por el Obispo Mariano Holguín. Las Hermanitas de los Ancianos Desamparados,   vinieron desde la Paz - Bolivia, por encargo de la ¨Unión Católica de Señoras¨, y con la entusiasta colaboración de la Sra. Zoila Romaña de Stafford.






Diario El Deber 13 de mayo 1913


En el año 1913 a iniciativa del señor Manuel G. Castresana, La Sociedad de Benficencia fundó un hospicio de Ancianos en dos lotes propios de la Institución junto al Templo de San Juan de Dios, para ello contaba con  la cantidad de S/. 15 215.00  que ascendía para 1912 el legado de don José Hurtado de Villafuerte en 1869, destinado par tal fin  y S/. 8 135.00 de los fondos de la Sociedad.

Su administración y mantenimiento fueron encomendados a las hermanas de los desamparados, por escritura de abril de 1916. La Beneficencia celebró un pacto con las religiosas, por el cual les cedía gratuitamente un lote de terreno valorizado en S/. 10 138.00 con la obligación de que en él las hermanitas se encargaran de construir un Asilo con capacidad mínima para 100 ancianos.


El 28 de Mayo de 1921 la Congregación compra, con la ayuda de donaciones de muchas familias arequipeñas, producto de  la venta del terreno que pertenecía a la Sociedad de Beneficencia Pública de Arequipa un nuevo terreno en la antigua calle de La Palma. La construcción de gran parte del Asilo fue donada por Victor F. Lira y Sra. el generoro gesto de este importante  filántropo arequipeño,  hizo que se le pusiera su nombre, Llamándose desde ese entonces Asilo Víctor F. Lira., pero más conocido como Asilo Lira. La inauguración del hermoso local estilo neo clásico, fue en una ceremonia privada el 28 de mayo de 1921.



Diario El Deber edición del 28 de mayo de 1921.



Diario El Deber edición del 30 de mayo de 1921.


Diario el Deber edición del 1ro de junio de 1921.

El Segundo Piso y Casa para las Monjas lo dona la Sra. Natividad de Carreón, pocos años después se construye 2 pabellones para varones y damas, los cuales fueron donados por la familia Muñóz Nájar y Blaisdell. Los  ancianitos fueron trasladados al nuevo local  ese mismo año, la sociedad de Beneficencia, desligada de intervenir directamente en el establecimiento se reservo el derecho de supervigilancia. 

En 1923 se construyó la capilla del Asilo, de 3 naves. 


El Asilo Lira por los años 40

Los terremotos de 1958 y 1960 produjeron graves daños en la estructura del Asilo, por lo que en junio de 1965 la Junta Nacional de la vivienda  en 1965 compró  el Asilo Lira, para iniciar un amplio programa de "renovación urbana" que era considerado el primero de su tipo en el país. Se proyectaron los edificios residenciales  del Complejo Nicolás de Piérola con 152 viviendas duplex , 5 blocks de conjunto multifamiliar y una torre de 11 pisos ".

El Asilo Lira por los años 60



Complejo Nicolás de Piérola, Primera Etapa.


El Asilo Lira fue trasladado a Cayma (donde se halla actualmente). La primera piedra del nuevo Asilo se colocó un 21 de marzo de 1960. Actualmente el Asilo atiende a más de 250 ancianos, los cuales son de toda clase social, Los ancianos están divididos en pabellones, el primero de mujeres y el segundo de varones; a su vez están subdivididos en ancianos dependientes e independientes. Hasta el año 2011, atendían en el asilo 14 hermanas, dentro de ellas había  una anciana de 90 años quien para ese año había  cumplido 75 años de vida religiosa.








Fuentes:

  • Diario El Deber edición , mayo 1913, 1921, 12 de octubre de 1940
  • Revista Mundial. 
  • http://lentefugaz.blogspot.pe/2011/05/asilo-lira-99-anos-albergando-vidas-de.html
  • http://www.hermanitas.net/pagina/3-espiritualidad
  • https://www.facebook.com/Asilo-Lira-313280775252/

No hay comentarios :

Publicar un comentario